sábado, 23 de octubre de 2010

Pepe Bao a la percusión

        ¿Quién dice que el bajo no es un instrumento de percusión? Pepe Bao es todo él una máquina de ritmo que conoce como pocos las posibilidades de un bajo eléctrico. Resultado: se sale del molde por todas partes. Todo es posible con un bajo, al menos para él, incluso oficiar de improvisado percusionista para conseguir un momento tan campechano como genial.


        No sólo de slap vive el funkero: si le das un bajo sin trastes lo hará sonar a gloria igualmente. Pepe derrocha musicalidad, ritmo y buen oficio a manos llenas, como demuestra el montón de vídeos suyos que pululan por la Red. No es de extrañar que se codee con personajes del calibre de Jerry Marotta. Está escribiendo a golpe de slap una página importante del bajo en este país. Es el Paco de Lucía del bajo. Es un referente musical, y por lo tanto cultural, de talla internacional. Alabado sea Leo Fender y San Jaco Pastorius. Habemus bajista.

miércoles, 13 de octubre de 2010

John Entwistle: dejadme solo

        Buena parte del sonido de los Who se perdió para siempre el 27 de junio de 2002, al morir su incomparable bajista, John Entwistle. Quedan las grabaciones, claro, y los vídeos como este que muestran en qué buena forma se mantenía. El hombre que una vez etiquetó Bill Wyman, de los Rolling Stones, como "el más callado a solas, pero el más ruidoso encima del escenario", experimentó desde el principio con el sonido de su bajo. No pretendía que sonase a otra cosa que a bajo, pero sí tenía muy claro que se tenía que escuchar. O por lo menos, él tenía que escuchar lo que estaba tocando mientras Keith Moon repartía toda la leña imaginable desde su batería. Así que se le ocurrió, en una época donde la mayoría de músicos utilizaba cabezales de 100 watios como máximo, utilizar dos cabezales Marshall de 200 watios, con lo que el bueno de Pete Townshend no tuvo más remedio que dejarse llevar por toda aquella espiral de volumen, pero no creo que le importase.


        Buena parte del sonido de los Who, que no es cualquier sonido. Si alguien tiene interés en profundizar sobre el equipo que ha utilizado Entwistle a lo largo de los años, y no tiene demasiado problema con el inglés, puede visitar esta web. Allí se pueden ver algunos de los modelos de bajo que más utilizó, tanto en estudio como en grabaciones, así como detalles de su equipo de amplificación: cabezales, altavoces, etc. No están todos los modelos, porque su colección sobrepasaba los trescientos, pero vienen algunos que se hizo fabricar realmente... personales, singulares. Como el propio John, que en gloria esté.

martes, 12 de octubre de 2010

Doug Wimbish improvisando

        No me resisto a compartir este vídeo de Doug Wimbish, es una joya. Es más que un catálogo de técnicas inusuales (la del slap con el dedo índice, mi favorita) para extraer sonidos inusuales de un bajo eléctrico. Es también un alarde de naturalidad. Wimbish desciende por completo del pedestal al que le aupa su carrera para ofrecer unos minutos de música improvisada en una feria de instrumentos. Ni un atisbo de estrellato. Sirva como ejemplo cómo saluda a un camarada en el minuto 3:27. Otro personaje que no hay que perderse (además del bajo, claro) es el sujeto que aparece a su izquierda. La miradas que le echa no tienen desperdicio. Además, está un poco ladeado en sentido contrario a Wimbish, como si el impacto del derroche musical que este produce le fuera a tirar de la silla.



        No hay duda de que el hombre está epatado, aunque pronto se le pasa (minuto 5:44) y se pone todo mañoso a practicar escalas, como reconociendo ante una profecía el camino a seguir para llegar lejos alguna vez. He de decir que comprendo a este hombre más de lo que parece. Yo no estuve a punto de caerme de la silla, pero mi asombro fue como el suyo, si no mayor. Y también le envidio, por haber tenido la oportunidad de vivir ese momento. Aunque no desespero, sé que por fuerza el mismo Wimbish terminará por contestar alguna de las invitaciones a cenar que le envío todas las semanas.