viernes, 31 de mayo de 2013

Walking bass (VI)

      Para finalizar trataremos de resumir lo dicho en este artículo y plasmar, en un ejemplo, tanto lo comentado en los artículos Enlazando arpegios I y II, como lo dicho en Walking bass II. Dado que los acordes que más encontraremos son mayores, menores, aumentados y disminuidos, a los que cabría añadir los de tipo sus4. El resto de acordes, en su expresión básica, pertenecen a alguno de los grupos mencionados. Y, como bajistas, nos interesa subrayar la expresión básica de los acordes (tónica, tercera y quinta, a veces séptima), dejando su exploración armónica —es decir, las extensiones de novena, decimoprimera y decimotercera— para otros instrumentos. Las extensiones también nos pueden servir para emplear algún tipo de escala comodín para ir de un acorde a otro, como veremos en el caso de los acordes aumentados.


      Como sabemos, los ejercicios vistos en Enlazando arpegios I y II y en Walking bass II nos dan una visión clara de las notas fundamentales de cada tipo de acorde, es decir, tónica, tercera y quinta en los acordes mayores, menores, aumentados y disminuidos. También podemos decir que estos ejercicios nos dan cuatro tipos de movimientos o caminos para alcanzar la tónica del siguiente acorde: el primero, partiendo de la parte izquierda de la mano que digita para ir en sentido ascendente (p.e.: de C a F); el segundo, partiendo de la parte derecha de la mano para ir en sentido ascendente; el tercero, partiendo de la parte izquierda de la mano para ir en sentido descendente; y el cuarto, partiendo de la parte derecha de la mano para ir en sentido descendente. Partimos de la premisa de que la tónica del siguiente acorde se encuentre a distancia de cuarta justa, que es lo más corriente, pues en otro caso habrá que hacer una pequeña y simple corrección.

       Al trazar nuestra línea de walking bass centrémonos en colocar una de estas tres notas, tónica, tercera o quinta en los tiempos 1 y 3 del compás, colocando en los tiempos 2 y 4 una nota de paso. La tónica es la nota de preferencia en el tiempo 1 del compás, sobre todo si hay cambio de acorde, aunque no es obligatoria. En la figura 1 vemos cómo, en el segundo compás, tocamos la tercera (A) en lugar de la tónica.

Fig. 1
En el tiempo 4 del compás, obviamente, irá una nota de paso que quede a distancia de tono o semitono de la tónica del siguiente acorde (o tercera, o quinta). Una regla para practicar sería comenzar con tónica, tocar una nota de paso a distancia de semitono de la tercera o quinta del acorde, después la tercera o quinta del acorde que hemos anticipado con dicha nota de paso y, por último, una nota de paso que nos conecte con el siguiente acorde.