sábado, 8 de junio de 2013

Enlazando arpegios a cualquier distancia (I)


      Hasta ahora, en sucesivos artículos, hemos estudiado la estructura básica de los acordes y la forma de enlazarlos sin tener que pensar mucho. Una premisa que establecimos al principio, para simplificar el aprendizaje, fue que los acordes se sucedieran por intervalos de cuarta justa. Esta es una manera muy común de progresión de acordes, posiblemente la más común, pero no la única. Con los ejercicios anteriormente planteados deberíamos tener claro, en todo momento, dónde se encuentra nuestra tónica, tercera mayor o menor, cuarta —pues allí nos dirigíamos, hasta ahora— y quinta aumentada o disminuida. Ni qué decir tiene que, dominando esto, es muy fácil trasladarse a una segunda disminuida, ya que está a un semitono de la tónica; o trasladarse a una sexta mayor, ya que está a un tono de la quinta justa. Por si esto no estuviera bastante claro, propondremos algunos esquemas, tan solo como idea, para enlazar acordes situados a cualquier intervalo de distancia.


1)      INTERVALOS DE SEGUNDA (O NOVENA) DISMINUIDA Y SÉPTIMA MAYOR


      En esta parte nos ocuparemos de acordes que estén situados a distancia de segunda y de séptima. Antes que nada mostraremos los intervalos que se forman partiendo de la tónica. En la figura 1 vemos la tónica (T), dos ubicaciones posibles de la séptima (7) y lo mismo con la séptima mayor, o maj7 (). También vemos la ubicación de la segunda disminuida (b2) y de la segunda (2), y sus correspondientes octavas agudas se convierten en novena disminuida (b9) y novena (9). Las segundas y novenas no son el mismo intervalo, pero sí la misma nota. La octava (8) es la misma nota que la tónica, solo que en otra altura.


      Teniendo bien claro dónde está situada nuestra nota objetivo –es decir, la distancia entre la T y la T–, sólo tendremos que colocar, sobre nuestra nota de partida, el grafico correspondiente al acorde en el que estamos, ya sea mayor, menor, disminuido o aumentado, como los que se muestran en "Enlazando gráficos". Veamos un ejemplo. Imaginemos una progresión de tipo Gmaj7 - F#7. O bien, de tipo G7 - G#maj7. En ambos casos partimos de un acorde mayor con el lado izquierdo de la mano que digita. El gráfico que utilizaremos para desplazarnos un semitono, tanto en sentido ascendente como descendente, será el mismo, y nos situará en el lugar de la actual segunda disminuida (b2) o séptima mayor (). Como ya vimos en el caso de progresiones de acordes situados a distancia de semitono, en Walking bass (y VIII), repetiremos la tónica. En la figura 2 empezamos por la tónica, con el dedo 2 (medio) de la mano que digita. Después, alcanzamos la nota de paso (II) con el dedo 4 (meñique), después el dedo 1 (índice) alcanza la tercera, luego volvemos a tocar la tónica con el dedo 2 (medio) y, por último, desplazando este dedo alcanzamos la tónica del acorde siguiente. La secuencia que utilizaremos será: T - II - 3 - T - T.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer