domingo, 9 de junio de 2013

Enlazando arpegios a cualquier distancia (II)

      Son muchos los caminos que se pueden seguir en cada caso, y muchas las combinaciones posibles (el lado de la mano con el que empezamos, si vamos en sentido ascendente o descendente y los once intervalos de distancia distintos a los que puede estar situado el siguiente acorde), por lo que no vamos a realizar todos los gráficos. Nos centraremos en configurar la estructura de cada intervalo, es decir, la nota de partida y la nota de destino. Después, sólo tendremos que aplicar el esquema correspondiente al acorde en el que estamos, como vimos en Enlazando gráficos, para ver qué caminos podemos seguir pasando por las notas del acorde y añadiendo algunas notas de paso.

2)      INTERVALOS DE SEGUNDA (O NOVENA) Y SÉPTIMA

      Ya vimos, en la figura 1 de la parte I de este artículo, dónde quedan la segunda, la novena y la séptima. Si continuamos enlazando acordes por intervalo de segunda, en sentido ascendente o descendente, estaremos siguiendo el orden de la escala hexátona, lo que significa que, después de seis movimientos volveremos a la nota de partida. Si bien es común encontrar una progresión de tipo cromático, es decir, enlazando acordes por semitono, como en el epígrafe anterior, es menos frecuente encontrar una larga progresión de acordes a distancia de tono.
      Como resumen de estos dos primeros epígrafes, 1) y 2), veamos un ejemplo que muestra algunas de las posibilidades consideradas. Las figuras 1 a 4 muestran la progresión Am7 - G7 - Fmaj7 - E7, un acorde por compás de 4/4. Mostramos la secuencia de la progresión en cuatro pasos, y en todos los gráficos hemos marcado con número romano el traste 5 del mástil del bajo (V), para que sirva de referencia. Entre el primer acorde y el segundo (de Am7 a G7) hay una distancia de segunda o séptima, dependiendo de la nota G que elijamos. Aquí elegimos la nota G que queda a distancia de séptima (figura 1), añadiendo una nota d paso. Secuencia: T - X - b3 - 8 - T.


      Entre el segundo y el tercero (de G7 a Fmaj7) también hay una distancia de segunda o séptima, y elegimos la nota F que queda a distancia de segunda descendente (figura 2). Secuencia: T - 5 - 3 - T - T.

      Entre el tercero y el cuarto acorde (de Fmaj7 a E7) hay una distancia de séptima mayor (maj7) o de segunda disminuida (b2) descendente, y elegimos el E que queda a distancia de esta última, b2 descendente (figura 3). Secuencia: T - 3 - 5 - T - T.
      Por último, entre el cuarto y el primero, para comenzar otra vez la progresión (de E7 a Am7), hay una distancia de cuarta justa, por lo que aplicamos el gráfico de acorde mayor con el lado derecho de la mano en sentido descendente (figura 4). Secuencia: T - 5 - 3 - 5 - T.
      Podemos, después, ejecutar la progresión en sentido inverso: E7 - Fmaj7 - G7 - Am7. Para lo cual sólo tendremos que invertir el orden de los gráficos: fig. 4, fig. 3, fig. 2 y fig. 1. Cierto, hemos simplificado mucho al ofrecer una progresión con sólo acordes mayores y un menor. Pero, en caso de encontrarnos con disminuidos y aumentados, no hay más que sustituir el gráfico del acorde correspondiente.

Ir a "Enlazando arpegios a cualquier distancia (III)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer