domingo, 16 de junio de 2013

Enlazando arpegios a cualquier distancia (y VIII)


6)      RESUMEN Y ALGUNAS CONSIDERACIONES


      Hasta ahora hemos visto cómo enlazar los principales tipos de acordes (mayor, menor, aumentado y disminuido) cuando se encuentran situados a distancia de cuarta justa (Enlazando arpegios); hemos ilustrado con gráficos la forma de enlazar estos acordes (Enlazando gráficos); y hemos ilustrado con gráficos cómo enlazar arpegios a cualquier distancia, de las once posibles, en las distintas partes de este artículo (Enlazando arpegios a cualquier distancia). Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas particularidades:
  • Es importante, antes de combinar distintos tipos de acordes, practicarlos por separado. Así, practicaremos cómo enlazar acordes mayores a distancia de segunda menor (b2), después a distancia de segunda (2), etc. Después, haremos lo mismo con un acorde menor, luego con uno disminuido y, por último, con uno aumentado. En la siguiente tabla podemos ver las once distancias posibles, o intervalos:


  • Para comenzar, es recomendable tocar sólo notas del acorde, en los tiempos 1 y 3 de cada compás. Esto nos ayudará a ir viendo posibles notas de paso que podremos colocar en los tiempos 2 y 4. Recordemos que la última nota, la del cuarto tiempo, es importante, al tener la función de dirigirnos hacia el siguiente acorde.
  • Podemos identificar todos los intervalos por su esquema gráfico.
  • Vemos que, de los once posibles intervalos, unos nos hacen avanzar a través de todas las notas de la escala cromática en una determinada secuencia y otros, por el contrario, nos mantienen girando en círculo, tocando sólo un grupo de notas.
  • Los intervalos que nos mantienen girando en círculo son la segunda (2), la tercera mayor (3), la tercera menor (b3), la sexta (6), la sexta menor (b6), la quinta disminuida (b5) y la séptima (7).
  • Los intervalos que nos hacen avanzar a través de la escala cromática son la segunda disminuida (b2), la cuarta justa (4), la quinta justa (5) y la séptima mayor (maj7).
  • En el caso de los intervalos que nos hacen avanzar (último punto), el problema es "quedarse sin cuerdas" (y la solución no es comprar un bajo de seis cuerdas, porque volverá a pasar) o "quedarse sin mástil". Solución tiene. En el caso de las cuartas justas (como vimos en Enlazando arpegios) hacíamos una corrección dando un pequeño salto de posición, y lo mismo haremos en el caso de la quinta justa. En el caso de la segunda disminuida (b2) ascendente proponemos lo siguiente:

      El tabulado anterior muestra la forma de pasar de un Emaj7 en el traste 12, cuerda 4, a un Amaj7 en el traste 5, cuerda 4, sin dejar de ascender por semitonos. En el caso de la séptima mayor (maj7 o b2 descendente) proponemos lo siguiente:


      El tabulado anterior muestra la forma de pasar de un Gmaj7 en el traste 3, cuerda 4, a un Dmaj7 en el traste 10, cuerda 4, sin dejar de descender por semitonos. Con estos pequeños trucos, en unos cuantos movimientos volveremos a disponer de todo el mástil para recorrerlo a voluntad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer