miércoles, 24 de julio de 2013

Acordes vs escalas (I)

Uso de las escalas

      Antes de hablar sobre escalas hablemos de su uso. Las escalas deben utilizarse no con cuidado, sino con juicio; no con sentido común  —puesto que tardaríamos mucho en definirlo—, sino con sentido musical. Tocar notas de una escala aleatoriamente, solo porque encajan con el acordeno es música. Hacer música implica formar frases con esas notas, utilizar matices, jugar con el ritmo y la repetición, desarrollar las frases, transponerlas a otras tonalidades, etc...

      Carol Kaye de quien me declaro admirador aborrece las escalas. Ella piensa que la mayoría de escuelas de música moderna, donde enseñan a utilizar escalas sobre acordes de forma indiscriminada, son las culpables del deterioro musical de las últimas décadas. Ella propone un enfoque basado en acordes, es decir, en sus distintos intervalos.

     Como vimos al hablar de modos paralelos, pensar en acordes o pensar en escalas termina siendo lo mismo... si juntamos ambos enfoques. Es decir, pensemos en la escala como agrupación de notas que encaja y no olvidemos el peso específico de cada nota, la tensión o distensión que produce sobre el acorde, su color musical, etc.


Escalas sobre acordes

      Ya vimos la relación entre acordes y escalas. También vimos la escala mayor y sus modos, uno de los cuales es la escala menor natural. Allí vimos que el modo jónico, o escala mayor, va asociado a un acorde maj7, lo mismo que el modo lidio, lo que nos sugiere que podemos utilizar ambos sobre un acorde maj7. Y lo mismo ocurre con los acordes menor séptima (m7): podemos utilizar el modo frigio, dorio o eolidio. Cada uno nos aportará un color particular.

     Por la relación existente entre acordes y escalas podemos utilizar cualquier escala que encaje con el acorde. Dicho de otra forma: la escala (o modo) a utilizar sobre determinado acorde será aquella cuyos intervalos principales coincidan con los del acorde. Veamos un acorde, su tercera, quinta y séptima. Y ahora una escala, su tercera, quinta y séptima. Esto nos dirá cuán compatibles son. Sirvan los ejemplos del párrafo anterior: los modos frigio, dorio o eolidio constan todos de tercera menor, quinta justa y séptima, lo que los hace encajar en un acorde menor séptima (m7).

      En Bajo Mínimos vimos un montón de escalas, así como una tabla con las escalas a utilizar según los acordes. Un breve resumen sería el siguiente:

  • Sobre un acorde = modo del acorde
  • Sobre acorde mayor = pentatónica mayor
  • Sobre acorde menor = pentatónica menor
  • Sobre acorde aumentado = escala hexátona
  • Sobre acorde disminuido = escala disminuida tono-semitono
  • Sobre acorde 7 dom = escala alterada



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer