viernes, 26 de julio de 2013

Acordes vs escalas (y III)

     Ten en cuenta que dominar una escala implica desdoblarla en todos sus modos y esparcirlos a lo largo del  mástil, Si hacemos sustituciones de escalas o de acordes es fácil perderse, por lo que deberás memorizar bien la tonalidad principal antes de empezar a hacer sustituciones, para evitar perderte en tu camino de regreso. Si eso sucediera hay un truco que es efectuar un rápido glissando (arrastrar el dedo mástil abajo haciendo sonar todas las notas que encontremos a nuestro paso) hasta encontrar la nota del acorde que está sonando, y seguir a partir de ahí.

Band in a box

        No me pagan por recomendar aplicaciones, pero algunas nos pueden hacer el aprendizaje más agradable. Band-in-a-box es fácil de conseguir, y sus opciones básicas permiten practicar sobre distintos acordes, progresiones, ritmos, estilos, etc, sin necesidad de convencer a una banda de verdad. Obvio, no sonará como una banda de verdad. Pero para practicar es muy útil. Considero fundamental para todo bajista su uso, o el de una aplicación similar, para practicar armonía hasta la saciedad. No esperes a estar sobre un escenario.

V7

       Sobre un acorde de dominante (V7) se amplían nuestras posibilidades escalares. Sobre G7, por ejemplo, podemos utilizar la escala alterada de G (figura 1), la escala hexátona de G, la escala disminuida semitono-tono de G, la escala hispano-árabe de G... y hacer combinaciones con ellas. También podemos utilizar estas escalas sobre el resto de la progresión. En el ejemplo de G7, podemos utilizar estas escalas sobre acordes de la tonalidad de C.
Fig. 1
      Es posible que nos topemos con un acorde disminuido en mitad de una progresión y no recordemos qué escala utilizar, específica para ese acorde. Un comodín es utilizar la escala cromática. Suena bien sobre cualquier acorde, y tu oído te indicará dónde debes detenerte. Por supuesto, se trata de un recurso de emergencia, un salvavidas.

Bass rules!

       Sabemos que podemos invertir cualquier acorde tocando otra nota del mismo distinta de la tónica. Ahora observemos que si el bajo "manda" tanto es porque define la base del acorde que suena en cada momento. Por ejemplo: si el bajo toca C y la guitarra Em suenan las notas: C - E - G - B, lo que forma un acorde de Cmaj7. Si sobre un Am7 el bajo toca C puede transformarlo en un C6. Es posible que el bajista se equivoque, tendría que haber tocado E, etc. Lo que quieras, pero el oído percibe lo que percibe. Cuando el bajista se va de tono parece que son los guitarristas los que están desafinando. No, no estoy dando ideas para cometer actos malvados: hay que llevar cuidado con esto. Después de todo, tocamos con otros, no contra otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer