lunes, 29 de julio de 2013

Afinando el bajo (y III)

      Seguimos viendo para qué podemos utilizar las afinaciones alternativas de nuestro bajo.
  • Catar esas notas más graves que E sin tener que comprar un bajo de cinco o seis cuerdas
      En efecto, si afinas tu bajo de cuatro cuerdas en B - E - A - D puedes hacerte una idea de lo que sería tocar con uno de cinco o seis, en su parte más grave. Si lo afinas en A - D - G - C, moviendo las cuerdas hacia arriba y consiguiendo una cuerda de C, de un juego de seis, puedes saborear lo que siente un usuario de seis cuerdas, en su parte más aguda, sacrificando algunas notas graves de tu instrumento.
  • Ejecutar pasajes o escalas difíciles
    Así como afinar el bajo por quintas, como un violín, ensancharía nuestras posiciones, lo cual, sumado al calibre de las cuerdas y al tamaño de los trastes dificultaría nuestra forma de tocar, lo opuesto también es válido. Es decir, si afinamos por terceras, por ejemplo, cualquier escala será más fácil de ejecutar. Tal vez deseemos hacer esto solamente en la grabación de un trozo de línea de bajo complicado, y no llevar siempre esta afinación. En directo no suele haber tiempo para re-afinar. Y, aunque lo haya, da mucha pena ver esos músicos que siempre están mirando el afinador que tienen a sus pies. Otra solución es llevar dos o más bajos con distintas afinaciones.
  • Concentrar las notas del acorde
     Afinar el bajo en un acorde abierto, mayor o menor, no sólo sirve para practicar slide, como vimos en la primera parte de este artículo. Fíjate que, si afinas en un acorde mayor, las notas de los acordes mayores se agrupan en un mismo traste. Y lo mismo ocurre con los acordes menores si afinas en un acorde menor. De esta forma, si colocas el dedo índice a modo de cejilla sobre ese traste obtendrás el acorde, sin necesidad de colocar los dedos en extrañas y dolorosas configuraciones. Esto nos puede servir para tocar acordes sin tener que aprendernos sus posiciones. También sirve para arpegiar esos acordes sin pensar mucho, y es una forma de tener bien controladas las notas que pertenecen al acorde y las que quedan fuera de él.

      En la figura 1 vemos casi todos los acordes de la tonalidad de D, utilizando una variación de la afinación propuesta en la primera parte. Los acordes mayores (D, G y A) aparecen agrupados en el mismo traste: D, con las cuerdas al aire; G, en el traste 5; y A, en el traste 7. Los acordes menores aparecen bastante agrupados, con tan solo una nota fuera del traste, obviamente la tercera: Em, en el traste 2; F#m, en el traste 4; y Bm, en el traste 9.

Fig. 1

    Estas son sólo algunas aplicaciones de afinar el bajo de forma distinta. Existen otras muchas que surgirán si profundizas en el tema. Tal vez no sea lo más práctico a la hora de tocar un repertorio de standards, pero sus posibilidades creativas son infinitas.

9 comentarios:

  1. Si afino el bajo en drop D las guitarras pueden seguir con afinacion normal o tienen que tambien afinar en drop D? Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si afinas el bajo en drop D y cada guitarra afina en otro tipo de afinación distinta no hay ningún problema para tocar… siempre que todos sepáis lo que estáis haciendo (en qué tonalidad estáis, en qué acorde, etc).
      La afinación del instrumento va en función de lo que quieras tocar. La afinación standard se adoptó porque se consideró la manera más eficiente de alcanzar todas las notas por parte del ejecutante. Sin embargo, para algunos trozos más complicados puede ser útil una afinación distinta, como drop D. También, para realizar acordes puede ser útil una afinación en un acorde abierto, tanto mayor como menor (aunque dudo mucho que con afinación drop D vayas a tocar acordes que involucren la cuarta cuerda del bajo).
      Espero haberte ayudado. Si no, pregúntame. ¡¡¡Saludos!!!

      Eliminar
  2. Que tal, ojala me pudieran resolver la siguiente duda, la cual es la siguiente:

    Yo soy bajista de metal, y por lo general utilizo bajos de 5 cuerdas, recientemente me hice de un bajo de 4 cuerdas ltd, el cual quiero afinar en B, es decir que su afinación estandar quede en B E A D, para lo cual, consultando en diversos foros dan dos opciones, la primera y la cual ya hice, fue destensar las cuerdas hasta conseguir la afinación mencionada; lo cual vi que me dejaba las cuerdas muy flojas. La segunda, es comprar un juego de 5 cuerdas, y poner la cuerda de B en donde va E, la de E en donde va A, y así sucesivamente, claro, con su respectivo ajuste de mastil y puente y octavación, mi pregunta es si con esta opción el mastil puede sufrie algun daño. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos
      La opción 1 sólo te la recomendaría si desearas obtener el sonido de los discos de Black Sabbath en los '70 (en realidad, el bajista de Black Sabbath afinaba el bajo en C# F# B E).
      Por lo tanto, la mejor opción es la 2: colocar las cuerdas más graves de un juego de cinco cuerdas, B E A D.
      El mástil, si está bien ajustado, no tiene por qué sufrir ningún daño por esa pequeña tensión extra de la cuerda B. Eso sí, posiblemente tengas que modificar mínimamente la cejilla (cejuela) para que la nueva cuerda encaje sin problemas.
      Tuve un bajo afinado de esa manera durante varios años y la experiencia fue muy gratificante.
      Espero haber resuelto tus dudas.
      ¡Un abrazo desde el otro lado del Atlántico!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola, tengo una duda y espero que puedas ayudarme, la cuestión es la siguiente: Tengo un bajo de 5 cuerdas que recientemente acabo de adquirir, siempre toque con bajos de 4 cuerdas pero quise experimentar con uno de 5 por el genero que tocamos en mi banda(metal) y asi obtener un mayor en la frecuencia baja y darle mas punch. La cosa es que un guitarrista usa afinación drop D en guitarra de 6 cuerdas y el otro guitarrista usa afinación estandar en guitarra de 7 cuerdas, Baje a drop D la 4ta cuerda (E) y mi duda radica en como puedo aprovechar la 5ta cuerda (B) por lo que yo la baje a LA (A) y así tener mayor rango también en esta cuerda y no duplicar lo que ya tengo abajo. Espero puedas ayudarme y decirme si es buena mi afinación o me puedas ugerir alguna otra. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandro.
      Si has leído los 3 post dedicados a la afinación, te darás cuenta de que las afinaciones alternativas me parecen apasionantes para momentos determinados. Sin embargo, cuando se trata de decidir una afinación para uso habitual, la afinación que encuentro más versátil es la estándar. Las afinaciones alternativas tienen que partir de una decisión tuya, bien porque buscas un timbre diferente, bien porque te facilita la digitación para alguna canción específica. Es un error muy común pensar que si el guitarrista adopta una afinación alternativa el bajista debe adoptarla. La afinación va en función de las notas y los acordes, luego primero son estos y después la afinación. En tu caso, además, bajando la 5ª cuerda a A estás duplicando la 3ª, y en mi opinión, cualquier nota por debajo del E tradicional de la cuarta cuerda resulta difícil de distinguir. Si para tu estilo lo consideras oportuno, por ese sonido "de ultra-tumba", adelante. Pero si lo haces por encajar con unos guitarristas que, probablemente no sepan muy bien lo que están haciendo, quédate en la afinación estándar y no te compliques la vida. Te apuesto lo que quieras a que dentro de un tiempo ellos volverán a la afinación estándar.
      Espero haberte ayudado.
      ¡¡¡Saludos!!!

      Eliminar
  5. la afinación A-D-G-C las cuerdas de mi bajo explotarían por la tensión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto. Un bajo de 4 cuerdas ya lleva 3 de ellas con la afinación que tú propones (A-D-G). En tu afinación desaparece la cuerda de E y aparece una de C, que al ir a continuación de G sería de un calibre mucho más fino que la de E. Por lo tanto, ningún riesgo.

      Eliminar

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer