sábado, 20 de julio de 2013

Citar melodías

      Hablaremos ahora de un recurso muy utilizado por todo solista de jazz que, con el paso de los años, ha penetrado las trincheras de los ejecutantes de rock,  pop o lo que sea. Citar melodías, o incluir melodías conocidas y populares en un pieza dada, no es algo que inventaron los jazzeros. Tchaikowsky, en la "Obertura de 1812" cita el himno de Francia, "La Marsellesa", y también el himno de Rusia, y los utiliza como motivo para su desarrollo compositivo (y para caldear al auditorio de la época). Esto funciona como guiño al oyente o detalle humorístico, según lo que citemos.

    Se recomienda usarlo en modo solista antes que en modo acompañamiento y, por descontado, no abusar de él. Ni tampoco citar siempre la misma melodía, ya que puede ser síntoma de obsesión, y también porque nuestros compañeros de banda merecen un poco de variedad (aunque no siempre). También se recomienda llevar cuidado con lo que se cita, o el detalle humorístico se puede convertir en detalle sarcástico. Por ejemplo, no es apropiado citar el himno del equipo de futbol rival de la ciudad donde estás tocando, especialmente si esa noche perdieron el partido. Tampoco es conveniente tener en cuenta el promedio de edad del auditorio. De nada servirá citar algo muy antiguo si estás tocando para un público joven. O una melodía de jazz entre un público metalero.

     Vamos con algunos ejemplos ilustrativos. En la figura 1 vemos una línea de walking bass sobre una progresión de acordes que culmina en un Gm7. Allí, y después de marcar la tónica como buenos bajistas, ejecutamos una famosa melodía del siglo XX, "La Pantera Rosa", de Henry Mancini, antes de seguir caminando (compases 3 y 4).

Fig. 1

       En la figura 2, en un contexto más pop o rock, hacemos un guiño al riff principal de "Come Togheter", de los Beatles (compás 3).
Fig. 2

      Hay que tener en cuenta, antes de citar una melodía, qué es lo que está sonando en ese preciso momento. Es decir, si algún otro instrumento (como la guitarra solista) o conjunto de ellos (como una sección de metal) efectúa un relleno o frase en esos compases, nuestra cita melódica puede interferir con ella y, después de todo, quien más responsabilidad tiene sobre el acompañamiento somos nosotros (y el batería).

2 comentarios:

  1. Soy un fiel lector me ha gustado mucho tu blog ,muy interesante.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Magna. Me alegra mucho que te haya gustado. ¡Saludos bajísticos!

      Eliminar

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer