domingo, 14 de julio de 2013

Contra las cuerdas (o a su favor) (y II)

     Sabemos cómo ejecutar los modos. Hemos memorizado su configuración gráfica en el mástil. Pero, ¿cómo ejecutamos un modo dorio sobre la cuerda E al aire? Ah, eso nos fuerza a investigar otro tipo de digitación, lo que supone un estrés añadido. No problem: con el siguiente truco solucionaremos la cuestión. Se trata de tocar la cuerda E al aire y, a continuación, tocar el modo siguiente al que queremos tocar. En la figura 1 vemos cómo ejecutar un E dorio, tocando la cuerda de E al aire y, a continuación, tocamos un F# frigio hasta detenernos en el E de la octava superior.


Fig. 1



Bajos de cinco y seis cuerdas

      Fantástico. Por un lado te has aprendido un capazo de escalas, en todos sus modos, a lo largo de todo el mástil; y por otro, te has encaprichado con ese bajo que utiliza tan bien John Patitucci o Les Claypool. Uno de seis. Y has ahorrado en secreto. ¡Y te lo has comprado! Pero, ¡oh, no! Ahora tienes una cuerda más por cada lado y necesitas volver a re-configurar todos los  modos de tus escalas favoritas. Maldición...

      No problem: con el siguiente truco podrás dormir esta noche. Se trata de tocar la misma figura dos veces. ¿Cómo? Pues ejecutando el modo que conocemos y desplazando nuestra mano al llegar a la octava (y tomarla como nueva tónica) para ejecutar el dibujo de nuevo. En la figura 2 se muestra el diagrama de un E mixolidio.


Fig. 2

        Para no cambiar de posición podríamos verlo como un E mixolidio montado sobre un A jónico, montado sobre un D lidio, montado sobre un F# eolidio. Pero, mientras te acostumbras a tu nuevo mástil puedes echar mano del truco. Disponemos de 2 modos mixolidios completos y medio. Digita el primero normalmente: 2 - 4 - 1 - 2 - 4 - 1 - 2 y al llegar al D, con el dedo 2, desplázalo dos trastes, hasta el siguiente E, y vuelve a comenzar.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer