domingo, 7 de julio de 2013

Intervalos, acordes y escalas (y II)

      Al igual que en los acordes, podemos identificar distintos intervalos entre los grados (notas) de la escala. Esta relación de intervalos es lo que identifica la escala, lo que le da identidad, lo que la hace única. Así, por ejemplo, vemos que cualquier sucesión de 2 tonos + 1 semitono + 3 tonos + 1 semitono da lugar a una escala mayor. Si no tiene esta estructura no es una escala mayor. Del mismo modo, si partimos de una nota cualquiera y tocamos esta sucesión de notas obtenemos la escala mayor de la nota de partida. En la figura 1 vemos la estructura de la escala menor natural, en este caso de A.

Fig. 1

 
      Lo mismo ocurre con las notas en el mástil del bajo. Si tomamos la plantilla de la figura 2 de la primera parte de este artículo y la colocamos de forma que Ab sea su nota de partida obtenemos la escala mayor de Ab. Y así con cualquier escala.
 
      Al mismo tiempo es importante darse cuenta de que los acordes de una tonalidad se forman con notas de la escala. Solo hay que tomar la escala y acumular intervalos de tercera con notas de la escala. Ojo: sólo con las escalas de cada tonalidad, es decir, mayores y menores exclusivamente. En la figura 1 de la primera parte de este artículo vimos cómo formar el acorde Cmaj7 con notas de la escala mayor de C. De la misma forma podemos formar el resto de acordes, como se muestra en la tabla de la figura 2. La nota de partida es la tónica.
 
Fig. 2
 
      Ahora que hemos relacionado estos tres conceptos importantes, intervalos, acordes y escalas, y puesto que de los dos primeros hemos hablado largo y tendido, estamos listos para estudiar las escalas y su uso. Pero eso será en otro artículo. Hasta entonces, ¡buena práctica!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer