lunes, 8 de julio de 2013

Slapping triplets (I)

      O lo que es lo mismo, eslapeando tresillos. A sugerencia de mi querido amigo argentino Pablo Brauvano esbozaremos aquí la manera de afrontar esta tarea que a algunos les parece complicada. Digámoslo de entrada: tocar tresillos en slap no es más difícil que tocar slap en sí mismo. Lo complicado es medir bien los tresillos, así que, antes de agarrar el bajo, asegúrate de que medir tresillos no tiene ningún misterio. Puedes practicar golpeando con tu mano slapera sobre una superficie, en tus ratos muertos.

      Primero que nada: ¿qué es un tresillo? Se trata de una figura métrica formada por tres figuras de nota o sus respectivos silencios. Al mismo tiempo, cada una de estas figuras o silencios puede subdividirse o agruparse. Veamos algunos ejemplos (figura 1).

Fig. 1
      Y, ¿cuánto mide el tresillo? Exactamente lo mismo que dos de las figuras que lo forman. En la figura 1 vemos un ejemplo: en un compás de 4/4, donde en un tiempo entrarían dos figuras de corchea, cabe un tresillo de corchea; si en dos tiempos podemos colocar dos negras una en cada tiempo también nos cabe un tresillo de negras, como vemos en la figura 2. 

Fig. 2
      Algo fundamental es no confundir la figura del tresillo con otras agrupaciones de tres notas, como las mostradas a continuación: 
Fig. 3

      En la figura 3 vemos, en el centro, el tresillo propiamente dicho. Y a ambos lados, otras figuras que, si bien representan tres notas o tres golpes rítmicos, no se miden igual que un tresillo. En el tresillo las tres notas tienen la misma duración, cosa que no ocurre en los demás casos. Para entender bien su medida propongo echar mano de la tecnología, que para eso está. Tienes que conseguir, si es que no lo has hecho ya, algún programa o aplicación donde puedas programar notas a voluntad, ya sea Guitar Pro, Encore, Finale... Da lo mismo si no es la ultimísima versión para smartphone de 8 gigas. Con que se puedan programar notas, y ejecutarlas después con un metrónomo de fondo, sobra. Y lo que vamos a programar es, no solo las tres figuras que nos pueden causar confusión, mostradas en la figura 3 anterior, sino todas las posibles combinaciones de notas y silencios formando tresillos.

      Al darle al "play" veremos que el tresillo hace un efecto como de retardar el tempo en al que estamos tocando. No olvidemos acentuar un poco más la primera nota de cada tresillo, a menos que sea un silencio, obviamente.


Ir a "Slapping triplets (II)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer