miércoles, 4 de septiembre de 2013

Escalas a medida

      Hay muchas combinaciones posibles de intervalos con los que conformar una escala. Seguramente han sido todas exploradas, por si estás pensando en descubrir una y darle tu nombre, pero eso no impide que podamos construir nuestras propias escalas a medida, aunque coincidan (que lo harán) con alguna escala existente. Es preferible esto que ponerse a buscar en los archivos una escala que se adapte a nuestras necesidades. Tal vez alguien te diga: "me gustó esa escala húngara que usaste". Así sabremos varias cosas:
  • Que esa escala ya existe.
  • Cuál es su nombre.
  • Que somos geniales, porque se nos ha ocurrido lo mismo que a un genio.
   Pero, ¿cómo construir nuestra propia escala? Un primer paso es colocar los ingredientes que necesitamos. Partiendo de una escala mayor digamos, por ejemplo, que queremos una segunda disminuida (b2), una tercera menor (b3) y una quinta disminuida (b5). En C tendríamos: C Db Eb F Gb A B (figura 1). Le ponemos el nombre que queramos, para recordarla, y asunto arreglado.


Fig. 1

       Otra forma de hacerlo es sustituir los ingredientes que no necesitamos. Por ejemplo, digamos que, al tocar sobre un acorde de tónica (como Cmaj7), encontramos poco apetecibles la cuarta justa (F) y la séptima mayor (B). No problem! Fuera con ellas. Las sustituimos por F# y Bb. Así, el modo jónico (fig. 2, izquierda) pasará a ser un modo lidio dominante (fig. 2, derecha), y es un sonido que evitará ambas notas incómodas. En C tendríamos:


Fig. 2

       La escala ya existe, pero nosotros la re-inventamos partiendo de nuestras preferencias.

    Nuestra escala inventada podría omitir algunos grados de la misma. Siguiendo con el ejemplo anterior podemos, simplemente, omitir las notas que nos incomodan. Así, el modo jónico o escala mayor se transforma en una escala pentatónica mayor:


Fig. 3

     Una vez diseñemos nuestra escala deberíamos expandirla por todo el mástil, para poder ejecutarla desde cualquier lugar del mástil donde nos encontremos. Puesto que sería un trabajo de egipcios aprenderse todas las escalas, en todos sus modos, a lo largo del mástil, un truco es aprenderse la escala mayor, tal vez la menor natural, y adaptar las siguientes a estas. Por ejemplo, sabiendo la escala mayor, la pentatónica mayor es muy fácil, dado que esta omite dos notas de aquella. Toda escala nueva o extraña puede verse como una modificación de una escala más sencilla que ya conozcamos.

Ir a "Acordes vs escalas"

Ir a "Intervalos, acordes y escalas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer