lunes, 20 de enero de 2014

Sustitución de acordes (y III)

Cuando el bajista toca acordes

      Hasta aquí hemos visto cómo efectuar algunas sustituciones sin aparcar totalmente el rol de bajista. Pero, ¿qué ocurre en el caso que comentamos en la primera parte del artículo? Es decir, cuando el bajista toca acordes, o solo, y tiene la libertad de hacer cualquier sustitución. Las posibilidades se amplían.

     Como vimos al aplicar la sustitución del tritono, en la parte anterior, el acorde situado a tal distancia suena de modo similar al sustituido, ya que ambos acordes comparten dos notas clave, intercambiando la tercera por la séptima y la séptima por la tercera. De forma análoga, podemos sustituir un acorde por otro con el que tenga en común dos notas. Tomemos como ejemplo una típica progresión del tipo ii-V-I. En la tonalidad de C, estaría constituida por los acordes Dm7 - G7 - Cmaj7. En la tabla de la figura 1 podemos ver varios acordes que comparten dos notas con los de la progresión y podemos usar como sustitutos.

Fig. 1
      El acorde Abmaj7, a distancia de tritono de Dm7, funciona bien como sustituto aunque comparte una sola nota. Para evaluar la calidad de la sustitución es mejor ir sustituyendo los acordes de uno en uno. Es decir, mantener constantes dos acordes de la progresión y, sobre el tercero, ir haciendo las sustituciones mostradas en la tabla. Más adelante, ya podemos sustituir todos los acordes de la progresión y comprobar que el color armónico de la misma se mantiene. En la figura 2 hemos aplicado algunas sustituciones de la figura 1 sobre la progresión Cmaj7 - A7 - Dm7 - G7, manteniendo A7 constante, aunque también puede sustituirse.

Fig. 2
      Al utilizar los diagramas de acordes hemos de asegurarnos de que estos contengan las notas comunes al acorde sustituido. Es fundamental para percibir el efecto de sustitución. En la figura 3 podemos ver un ejemplo.

Fig. 3

Walking bass

      También podemos utilizar el concepto del punto anterior mientras improvisamos una línea de walking bass. En ese caso colocaremos las notas en común con el acorde sustituido en los tiempos fuertes del compás, 1 y 3, dejando los tiempos 2 y 4 para notas de paso, como vemos en el ejemplo (fig. 4). En el tercer compás, sustituimos Dm7 por Fmaj7, y colocamos las notas en común (F y A) en los tiempos 1 y 3. En el cuarto compás sustituimos G7 por Em7 y colocamos las notas en común (B y D) en los tiempos 1 y 3. 

Fig. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer