martes, 1 de abril de 2014

Crear una base rítmica desde el bajo (II)

Distinguiendo elementos

     Como sabemos, toda línea de bajo, groove, riff, etc, consta de dos elementos inseparables que, con propósitos analíticos, podemos separar:
  • Esquema rítmico
  • Notas
          Como ejemplo veamos la figura 1, donde se muestra una línea de bajo.

Fig. 1
    Ahora, separemos los dos elementos mencionados. En la figura 2 podemos ver el esquema rítmico.
Fig. 2
        Y en la figura 3, las notas que la componen.

Fig. 3
       En efecto, sólo dos notas. La nota G aparece 6 veces en dos alturas distintas: en su registro más grave y en la octava superior. Pero sigue siendo la misma nota. Esta cualidad, la de repetir nota sin repetir nota, es lo que hace de la octava un intervalo tan valioso y especial.

        Volviendo a lo anterior, prácticamente todo esquema rítmico que toquemos con el bajo sobre cualquier otro esquema rítmico propuesto por el batería será correcto. No siempre será el más adecuado para la canción, o el que más nos guste, pero será correcto técnicamente. Por sí mismo constituirá un groove decente en espera de un buen contexto.


      Vamos con más ejemplos. Crearemos un groove sobre un ritmo dado. La figura 4 muestra un ritmo de batería de los primeros que se aprenden. Para quien no esté familiarizado con la escritura de ritmo, la nota de base corresponde al bombo; la intermedia, a la caja; y las "x" de arriba, al charles o hi-hat.


Fig. 4
      Programemos este ritmo en cualquier secuenciador para que suene una y otra vez. Hemos simplificado al máximo, omitiendo ritmos producidos por otros instrumentos. Supongamos que tocamos sobre un solo acorde, como C. El tempo o velocidad nos va a condicionar. De momento, fijémoslo en 100 bpm. Tómate quince minutos para experimentar antes de seguir leyendo.


       Después de divertirnos un poco, analicemos. El ritmo de la figura 1 va a corcheas. Es decir, podríamos introducir figuras de nota superiores, como negra, blanca o redonda, pero la subdivisión mínima que encontramos es de corchea. Pues bien, creemos nuestro groove a base de corcheas y no podemos fallar... a menos que nos enfoquemos en hacerlo mal. Se admiten silencios, síncopas y figuras de nota superiores. Se recomienda tocar en el primer tiempo, al menos en la primera corchea. Aunque si deseamos una línea de bajo transgresora podemos omitir este punto. Las figuras 5a y 5b muestran tres ejemplos construidos sobre el ritmo de la figura 4.


Fig. 5a

Fig. 5b

Ir a "Crear una base rítmica desde el bajo (III)"

2 comentarios:

  1. Gracias por el aporte, muy bien explicado, solo si pudieras complementarlo con audio estaria padrisimo.
    Saludos desde Mexico D.F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, con audio se entendería mejor, y me encantaría agregarlo. Aquí se explican unas nociones muy generales, porque si empezásemos a concretar, la lista de ejemplos se haría infinita. Saludos transatlánticos. ¡Cómo me acuerdo del DF, donde estuve viviendo casi dos años!

      Eliminar

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer