jueves, 6 de marzo de 2014

Líneas de bajo (II)

      ¿En qué fijarse?

     A modo de cirujano, disecciona el ritmo o patrón de diversas líneas de bajo de tu estilo o bajista favorito. ¿Cómo diseccionarlas? En primer lugar prescinde, por el momento, de las notas utilizadas y fíjate en golpes, acentos, síncopas y silencios. En segundo lugar, hazte preguntas del tipo:
  • El ritmo, ¿es directo o sincopado? Es decir, ¿hay notas a contratiempo, síncopas?
  • Si abundan las síncopas, ¿predomina alguna figura de nota (por ejemplo: corchea, semicorchea)?
  • La pulsación, ¿es de tipo picado o ligado? Es decir, ¿se deja sonar cada nota o se corta su sonido una vez pulsada?
  • ¿Se intercalan silencios entre frases que resultan fundamentales para el ritmo?
  • El ritmo, ¿pivota sobre un patrón que se mantiene a lo largo de la pieza o tiene cierta libertad?
  • El ritmo, ¿se basa en una frase, larga o breve, repetida continuamente? 
  • La línea de bajo, ¿es hilvanada o entrecortada? Es decir, si la líneas es continua, aunque lleve intercalados pequeños silencios, o hay grandes silencios, de un compás o más, que la fragmentan.

  • ¿Cuál es el patrón rítmico característico de ese estilo, si lo hay?
  • Prueba a modificar ligeramente la línea. Pon corcheas donde hay negras, o viceversa. Prescinde de los silencios, o añádelos si no existen. ¿Cómo afecta esto a la línea de bajo?, ¿son opciones posibles o la arruinan?
  • ¿Qué sensación física nos produce la línea de bajo? Es decir, si nos hace pensar en velocidad, nos da ganas de tumbarnos bajo una sombrilla, nos empuja a bailar, etc.
  • Intenta identificar la esencia, la clave rítmica, que hace que la línea de bajo nos provoque la sensación del punto anterior. ¿Será un silencio que ocupa el primer tiempo de cada dos compases?, ¿la pulsación constante de las corcheas? Prueba a construir una línea de bajo similar utilizando esta clave rítmica y comprueba si produce la misma sensación.
  • Fíjate dónde caen los acentos, esas notas que adquieren más importancia rítmica que el resto. ¿Podrían ir en otras partes del compás sin desvirtuar la línea?
  • El bajo, ¿hasta qué punto coincide rítmicamente, con la parte de otro/s instrumento/s (guitarra, batería)?, ¿hasta qué punto se desmarca?
      Y otras que se te ocurran. Las respuestas pasarán a engrosar tus conocimientos sobre  un estilo en particular, y sobre ritmo en general. El análisis rítmico enseña mucho. Por supuesto, al conocer un estilo en profundidad lo disfrutarás mucho más.

Ir a "Líneas de bajo (III)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer