lunes, 1 de julio de 2013

Tocar acordes con el bajo (I)

      Hemos hablado largo y tendido sobre acordes, y alguien se preguntará a qué viene tanto acorde si, después de todo, el bajo es un instrumento con el que casi nunca se tocan acordes. En efecto, el bajo toca la tónica del acorde el 90% de las veces, lo que supone una sola nota del acorde, la más grave. Bueno, es la misma pregunta que se haría un intérprete de fagot, o de oboe, en un curso de armonía. Sin embargo, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo de ejecución inmersos en acordes, así que, aunque los toque un guitarrista debemos saber por dónde andamos. Aunque sólo toquemos una nota hay que escuchar el acorde completo, y sentir nuestra nota como parte de él. Otras veces, el bajo se queda solo delineando la armonía, o hace un solo sin acompañamiento alguno. Aquí es todavía más importante escuchar todo el acorde. Un bajo a solas, igual que otros instrumentos no polifónicos, puede tocar fraseos al mismo tiempo que marca los acordes por los que pasa, como puede comprobarse al escuchar cualquier suite para cello de J. S. Bach.

      En este artículo nos ocuparemos de la ejecución de verdaderos acordes con el bajo. Ya mostramos algunas opciones, concretamente, cómo tocar acordes de décima y quinta. En el caso de las décimas se trata de acordes con mucha profundidad, ya que tocamos la nota del bajo y su tercera en la octava superior. Las quintas no suenan tan limpias, por haber menos espacio entre notas, pero puede ser que busquemos ese tipo de sonido turbio.

      Nos ocuparemos, ahora, de acordes de dos y tres notas. Acordes de cuatro notas o más, si posees un bajo de seis cuerdas tienden a sonar muy turbios en un bajo. Diremos de paso que, para favorecer la limpieza de sonido de nuestros acordes, son recomendables algunos procedimientos:
  • Ecualización antes aguda que grave.
  • Cero efectos (distorsión, flanger, etc), a menos que queramos sonar como Lemmy (¡glorioso!), en cuyo caso habrá que añadirlos al máximo.
  • Ejecutarlos en el mástil más cerca del puente que de la pala.
  • Pastilla de agudos.
  • Rasgar con la uña del dedo índice, con púa o restallar con los cuatro dedos al estilo de los guitarristas de flamenco.

Acordes de dos notas

      Es lo mismo que tocar intervalos, solo que tocando ambas notas a la vez. Nos servirá todo lo visto en materia de intervalos en artículos anteriores, como los números, los enlaces de arpegios y otras formas de enlaces. Aquí escribiremos la digitación para que no haya dudas. Cada serie de números del mismo color, sobre las notas, representa una posible digitación.

      En la figura 1 podemos ver el esquema gráfico del acorde menor (b3, izquierda) y el del acorde mayor (3, derecha). Concretamente, el gráfico de la derecha corresponde a Gm, con las notas G (T) y Bb (b3) y el de la derecha a F, con las notas F (T) y A (3).

Fig.1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer