jueves, 18 de julio de 2013

Antes o después hay que tocar

      Hemos aprendido a tocar ajustándonos al ritmo de la canción y eso es lo que nos convierte en auténticas máquinas rítmicas, en fusión directa con el batería. Desde luego, es nuestra principal tarea, sobre todo cuando nos iniciamos en esto del bajo. Luego, hay otras habilidades rítmicas que podemos desarrollar para dar interés a nuestras líneas de bajo.

      Nuestro objetivo tradicional, como bajistas, es tocar la tónica en el primer tiempo del compás. Ahora subdividamos el primer tiempo del compás, y también el cuarto tiempo del compás anterior, ya que es el que antecede directamente al primero. En la figura 1 vemos, en rojo, el cuarto tiempo del compás anterior, por ejemplo, un E7, y el primer tiempo del compás siguiente, por ejemplo, un Amaj7. También vemos su subdivisión en negro, que son las cuatro partes marcadas por las semicorcheas.

Fig. 1
      Usualmente tocaremos, siguiendo con el ejemplo el párrafo anterior, un E (o nota del acorde de E) en el 1 del tiempo 4 y un A en el 1 del tiempo 1. Pero tenemos otras posibilidades:
  • Anticipar la tónica del compás siguiente, A, en los números 2, 3 y 4 del tiempo 4 (compás anterior). En estos casos se toca la nota A y se prolonga hasta el tiempo 2 del compás siguiente.
  • Posponer la tónica del compás siguiente, A, en los números 2, 3 y 4 del tiempo 1 (compás siguiente).
      Ahora no cabe otra cosa que programar el metrónomo a un tempo no muy rápido, por ejemplo 100 bpm, y comprobar todas y cada una de las posibilidades. Anticipar la tónica del compás siguiente tocándola en el 3 del tiempo 4 es lo que se conoce como tumbao, recurso habitual en estilos de salsa. Posponer o anticipar la caída de la nota esperada puede crear interés (tensión).

      Otra forma de anticipar o posponer la tónica del acorde es hacerla caer en alguno de los lugares explicados, precedida por unas cuantas notas, en orden diatónico o cromático que indiquen que se aproxima. Si las notas van en orden diatónico significa que van ordenadas conforme a una escala; si van en orden cromático significa que se suceden por semitonos. La figura 2 muestra cómo anticipar la tónica a la parte 4 del tiempo 4 del compás anterior, precedida por una serie de notas en orden cromático.


Fig. 2
      No hace falta decir que no te tragues lo que aquí se dice como si fuera un píldora. Esto es solo un guía. Experimenta por ti mismo y saca tus propias conclusiones. ¡Provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bajo Máximos te invita a comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer